sábado, 10 de mayo de 2008

PEQUEÑA HISTORIA DE LAS PALABRAS (II)

ALGUNOS EPÓNIMOS

Hay palabras que tienen su origen en un nombre propio. Son los epónimos.


Si una persona dice que está presenciando un espectáculo dantesco, quiere decir que lo que contempla es grandioso, terrible o espantoso. El citado término es un homenaje de la lengua viva al escritor Dante Alighieri (1265-1321), quien escribió La Divina Comedia, obra que comienza con una descripción del infierno. En Q. P. aconsejamos su uso moderado, por cuestión de salud, nada más, que la simple mención del averno en nuestra invernía nos conturba.


No es sinónimo de kafkiano, término surgido en honor Franz Kafka (1883-1924). Lo kafkiano no es dantesco, ni quijotesco. Tampoco es charlotada.
La palabra
chovinismo está muy enraizada en la cultura francesa. Significa “patriotismo exacerbado”.Nicolas Chauvin fue un comerciante que, en sus ratos libres, solía representar a un veterano de guerra de Napoleón. Su devoción exagerada y exasperada hacia el Emperador originó, en sentido peyorativo, el término.
La palabra
fucsia se la debemos al botánico alemán Leonhard Fuchs (1501-1566), que trajo de América un arbusto de color rojizo y, aprovechando el viaje, lo bautizó con su nombre.


El verbo
linchar, que significa una práctica que no recomendamos desde Q. P., proviene de un juez de Virginia llamado Charles Lynch, que adquirió la costumbre de ajusticiar a “supuestos” malhechores sin juicio, por el método de subirlos maniatados a un caballo, anudar una cuerda alrededor de su cuello y atar el otro extremo a la rama sana de un árbol. Se asustaba al caballo, el animal salía al galope y el acusado moría ahorcado.


El instrumento conocido por
guillotina fue un invento del doctor Guillotin (1738-1814), revolucionario que quiso humanizar el acto de ejecutar a los condenados a muerte. Era contrario a la pena capital. En algunos libros “supuestamente” históricos se afirma que murió víctima de su propio invento, lo cual no deja de ser mentira propagada con intenciones chistosas o irónicas.


El político
Molotov (1890-1986) dio nombre a una bomba de mano rudimentaria o “cóctel molotov”, utilizada por los finlandeses en su guerra contra los soviéticos (1939-1940). Fue un arma tan efectiva que los soviéticos, más tarde, la utilizaron en abundancia contra los invasores alemanes. La leyenda patria afirma que los finlandeses aprendieron su fabricación de los milicianos españoles en la guerra civil. La historia del término cursi es un tanto curiosa. Hubo una familia francesa de apellido Sicur que vino, a principios del siglo XIX, a vivir a la ciudad de Cádiz. Debían de ser tan presumidos que, enseguida, se convirtieron en objeto de chirigota de los gaditanos, propensos al retruécano, al trabalenguas y a la paradoja. Invirtiendo el apellido, obtuvieron el adjetivo, el cual, hoy en día, ha tomado un carácter despectivo, más que irónico.


El calificativo
sádico es gentileza del marqués de Sade (1740-1814), escritor, erotómano y libertario. Pero que nadie diga que un sádico es, a su vez, masoquista y narcisista. Lo podrían llevar a un laboratorio, a estudiarlo. O entraría, sin oposición, en la redacción de Q. P.

2 comentarios:

donostiágora dijo...

donostiágora.blogspot.com 2008-02-14
Cierto es que el epónimo GUILLOTINA proviene del médico francés que la recomendó para su uso en las ejecuciones,el Dr. Joseph Ignace Guillotin, médico y diputado en los Estados Generales; sin embargo, no fue su inventor, puesto que máquinas similares se habían utilizado en Bohemia(s.XIII), Alemania, Escocia y los "ESTADOS PONTIFICIOS", (s.XV), donde se conocía con el nombre de "mannaia", según la descripción realizada en "El viaje a Italia" de LABAT (1730).
El secretario de la Academia de Cirugía, Dr. Antonio Luis, fue quién modificó la cuchilla horizontal por otra con forma oblicua, de mayor efectividad en el corte.
La Asamblea Constituyente adoptó definitivamente el uso de la guillotina, en 1792, a fin de que la pena de muerte fuera igual para todos,sin distinción de rangos ni clase social.
El primer ajusticiado de esta manera fue un bandido llamado Pelletier, el 27 de mayo de 1792.
Asi mismo, cierto es, que una leyenda urbana,afirmaba que ejecutaron al Dr. Guillotin con su propia máquina, pero nada más lejos de la realidad, pues la causa real de su muerte fue debida a el carbunco en un hombro.
Es decir de una enfermedad de origen telúrico, contagiosa, aguda y grave, causda por el "Bacillus anthracis", un bacilo Gram positivo, aeróbico y esporogénico.
Sin más un saludo, y a por más epónimos, aunque haya quien os ejecute alguna que otra "CHILENA" que para eso estaís vosotros para realizar más de una "ZAMORANA"

PEPE dijo...

Pepe 2008-02-25
En el origen de las palabras, tal vez podría incluirse el de algunos nombres de personas en el argot cotidiano. Indagando sobre por qué me llamaban PEPE si mi nombre era JOSÉ (del hebreo "Dios proveerá")supe que deviene de san José era Padre Putativo de Jesús (P.P.) Incluso Padre Postizo (o sea, también P.P.).
Y el origen de que a Francisco se le llame Paco, se atribuye a que san Francisco era "Pater Comunitatis", es decir, PAdre de la COmunidad (PACO). Curiosamente, se me ocurre (y no se tome como falta de respeto el comentario) que las iniciales P.C. (correspondientes a Partido Comunista), tampoco le hubieran ido mal. Al fin y a la postre, alguna de sus ideas era la de conseguir un mejor y más solidario reparto de la riqueza.
Por cierto, en algún sitio leí que era Patrón de los ecologistas. Es de suponer que por aquello de "Hermano lobo", Hertmana agua"...