lunes, 12 de mayo de 2008

Y DOS CANTARES DE COMBA


Mar 30
2/ A Santa Teresita, hija de un rey moro,
la mató su padre con cuchillo de oro.
Y no era de oro, ni siquiera plata,
era un cuchillito de pelar patata.
Pum, pum, llaman a la puerta.
Pum, pum, yo no quiero abrir.
Pum, pum, mira si es el coco,
Pum, pum, que viene a por ti.




3/Una dole, tele, catole,
quile, quilete.
Estaba la reina
sentada en su posete.
Vino Gil, abrió el candil.
Candil, candilón, cuenta las veinte,
veinte son.

4 comentarios:

donostiagora dijo...

donostiágora.blogspot.com 2008-03-30
La comba (conocido con diferentes nombres en diferentes países y regiones como se señala abajo), es un juego practicado por niños y, más concretamente por niñas, en el que una o más participantes saltan sobre una cuerda que hace girar de modo que pase debajo de sus pies y sobre sus cabezas. Esto puede consistir en una niña que hacer girar la cuerda y salta, o por al menos tres niñas que participan, dos que voltean la cuerda mientras que una tercera salta. Es habitual saltar al ritmo de sencillas canciones populares que entonan las participantes.
Este juego recibe los siguientes nombres en diferentes países[1] (falta indicar algunos países):

brincar la cuerda
cabulla (Venezuela)
comba (Bolivia, Colombia, España, Uruguay)
cuerda (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá).
cuerda de saltar
cuica
jugar a la barca
jugar a la comba (España)
lazo
piola
reata
saltador
saltar a la comba (España)
saltar a la cuerda (Chile)
saltar a la soga
saltar al cordel (Chile)
saltar cuerda
saltar la comba (España)
saltar la cuerda
saltar la piola
saltar la reata
saltar lazo
salto a la cuerda
salto con cuerda
salto de cuerda
salto de piola
soga
soga para saltar
suiza (Cuba, Honduras, República Dominicana)

Pepe dijo...

Pepe 2008-04-01
En mi calle las chicas saltaban con estas canciones:
"Ávila, Segovia, Soria, Logroño, Burgos, Santander, Valencia y Valladolid. Ochocientos mil"
Y también este "vico":
"En el campo hay una ro(vico)sa/
encarnada y deshoja(vico)da;
la mocita que la pi(vico)se
ha de ser, ha de ser muy desgracia(vico)da.
Quiso Dios, quiso la Vir(vico)gen
que ... (aquí el nombre de la niña que estaba saltando) la pisa(vico)ra,
y un día, estando comien(vico)do
su papá, su papá la remira(vico)ba.
¿Qué me miras, padre mi(vico)o?,
¿qué me miras a la ca(vico)ra?.
Te miro que estás enfer(vico)ma,
o que estás enamora(vico)da.
Padre yo no estoy enfer(vico)ma,
ni tampoco enamora(vico)da:
¡Es que he pisado una ro(vico)sa
que estaba, que estaba envenena(vico)da."

Maite dijo...

Maite 2008-04-05
¡Tiempos aquéllos...!

YZURUM dijo...

Sobre la segunda canción he aquí otra versión :
UNA, DOTA
(Para jugar y para echar a suertes)

Una, dota,
tela,
catoa,
quina, quieta,
estaba la reina
en su gabinete;
vino Gil
y apagó el candil.
Candil, candilón,
cuenta las veinte,
que las veinte son.
Justicia y ladrón.