domingo, 18 de mayo de 2008

El poema de hoy:


Deshacer

Frente a libros amados
y un balcón donde los verdes
perviven desnudos del tiempo
fue mi mundo.

A sabiendas regreso.
Fugazmente a beber
de la pasión de seres
que circundaron una vida
la que ya no es mía
y un día fue la voz, la casa.

Este nuevo cuerpo
del deshacer que soy
corresponde a un extraño regreso,
desvelarse otra vez
al antiguo ser que fuiste.
Veloz, pero otra vez aquí.

El remo vuela.
Tiempo de ir y venir
de la vida en sus alas
y de la muerte
a la transparencia.

De puntillas regreso,
Nadie queda
donde los libros y el balcón,
respiran.
Sé que de lo existente
al pozo de la vida
el paso es mío,
el sueño es mío.

Del deshacer que somos
se alimenta mundo y muerte.
Escribirlo antes
de que el vuelo final
doble su signo
de sabiduría.

Regresar es buscarse
después de haber vivido,
volver a la casa para tocarla
por si acaso todo esto
tampoco hubiera sido existencia,
sino su trampa.

Pureza Canelo: Dulce nadie.