lunes, 12 de mayo de 2008

UN VENERO QUE SE NOS PIERDE

Mar 21
Los cantares de comba, esas deliciosas cancioncillas -algunas sin pies ni cabeza- que cantaban nuestras madres y abuelas mientras hacían círculos con la cuerda o aceleraban el “vico”, es un tesoro que se va perdiendo porque hoy las muchachitas están pendientes de la play station o del móvil; y pare usted de contar. Q.P., al rescate, les irá ofreciendo alguna de estas sencillas y casi perdidas joyas de nuestro acervo infantil:1/ En mayo me dio un desmayo,en mayo me desmayé,en mayo cogí una rosaen mayo la deshojé.Ella hilaba ropay daba sopitas al niño,como era tuerta, como era tuerta,con un pie cerraba la puerta.No digas eso, no digas eso,date media vuelta y nos damos un beso…En Mayo, etc.