lunes, 12 de mayo de 2008

VISTO, OÍDO, LEÍDO (III)

Mar 22
# En los últimos comicios, al igual que en los anteriores, tuvimos que soportar esa cantinela, repetida por radio y televisión en boca de pintureras señoritas, de: ejercer su derecho al voto. Así: Rosa Díez ejerció su derecho al voto. Los ciudadanos de Murcia ejercieron su derecho al voto. Con lo fácil que resulta decir simplemente: “Votó, votaron, votarán”. Comprobamos, sin embargo, que la retórica imprime un carácter de más seriedad o veracidad a lo que se dice, en detrimento del habla clara, sencilla y eficaz. ¡Hale, hasta las próximas elecciones! # Asistimos hace pocos días a un funeral con su correspondiente plática. Nuestra sorpresa fue mayúscula al oírle al sacerdote asegurar que la resurrección de Lázaro hay que tomarla, hoy en día, como un tropo, metáfora o ejemplo que representa la inmortalidad del alma. ¡Pues no, mosén! Los testimonios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan hablan taxativamente de milagro. Lázaro resucitó envuelto en su mortaja, salió de la gruta que hacía las veces de sepulcro y se reunió con sus hermanas Marta y María. Eso nos dicen los Evangelios. Eso defienden los creyentes. Jesús, según los evangelistas, hizo milagros. Ahí están las bodas de Caná, el invidente, la hemorroísa, el siervo del centurión, la hija de Jairo, el reparto de los panes y los peces, la pesca en el lago Tiberíades o mar de Galilea y, sobre todo, Lázaro de Bethania. Si asemejamos los milagros a las parábolas, estaremos violando la teología católica. El sacerdote que no crea en los milagros de Cristo puede acabar dudando de la Resurrección, Ahí se le caerán todos los palos del sombrajo, porque sin Resurrección no hay Divinidad… De modo que nos resulta curioso el temor que tienen algunos curas a predicar lo que ellos nos han repetido durante veinte siglos tras aprenderlo en el seminario. Y toda interpretación particular y subjetiva nos sobra y nos confunde.# Q.P. es un blog apolítico. No obstante, y ante los últimos acontecimientos, no podemos menos de recordar este aserto: “El poder corrompe; el poder absoluto corrompe absolutamente”. Y nosotros añadimos: “El poder que se repite nos aburre repetidamente”. Y nos viene a las mientes lo que el buen Falstaff dijo a su Príncipe: “Haré todo cuanto pueda para que seas rey; y, cuando lo seas, me tendrás frente a ti”.# Ha muerto Menchu Gal. Nos ha dejado la excelente pintora irunesa. Sobre ella escribió el crítico Raúl Chavarri estas palabras: “Sus paisajes no se recuerdan desde los sentidos, sino desde los sentimientos”.# Hoy es el día en que todo el mundo entiende, y para eso no hay más que oír hablar a los políticos: Entendemos que..; entiendo que… Nadie “cree”, “piensa”, “supone”,”juzga”, “deduce”, “comprende” o “infiere”… “Entiendo que el niño se ha hecho pis.” “Entiendo que me he roto el tobillo.” Pues así. # Entendí el desconsuelo de una señora que, habiendo podido comprar el segundo número premiado de la lotería, no lo hizo. Me lo contaba al filo de las lágrimas. Traté de explicarle lo del “efecto mariposa” y quise asegurarle de que, si hubiera comprado su décimo, las probabilidades de premio oscilarían entre el cero y el noventa y tantos mil. Le hablé de la relación causa-efecto, del espacio-tiempo, le advertí de que un hecho no puede repetirse exacta, milimétricamente, si cambian las circunstancias. Siguió lloriqueando. Era una causa perdida para los matemáticos.