lunes, 12 de mayo de 2008

CORREO DEL NAVEGANTE (VII)

Abr 6
# Belén Azcárate, desde Lemona (Vizcaya) nos envía el siguiente comunicado:Entre los bodrios infumables que nos endilga la tele nacional hay uno particularmente deformante (y cuando hablo de bodrios españoles, incluyo los reality shows, los programas del corazón, La familia Mata, Las tontas no van al cielo, El síndrome de Ulises y algunos más. Pero el que más me pone es Física o química.Miren ustedes, yo he sido, hasta hace poco, docente en una universidad vasca y, aunque ésta se degrada por momentos, no creo que se haya convertido en la Sodoma y Gomorra que aparece en la cajita boba. Educadores, alumnos y familiares, además de rijosos e incapaces de mantener la más mínima norma ética, es que son TONTOS. Habrá que enseñar a nuestros hijos albañilería, fontanería, maestría industrial o algo afín para que no pasen por ese sumidero de inmundicia en que se han convertido, según los guionistas, nuestras aulas y nuestros campus… Y hablando de guionistas, ¿no podrían aprender un poco, los actuales escribidores, del magisterio del señor Azcona? Gracias, salaos. # Pepe Mancisidor, desde Baracaldo (Vizcaya), dice:Ya se ocuparon ustedes en su día de juzgar el repelente vocabulario (repetidamente blasfemo y escatológico) de los grupos integrantes del programa ese de la expedición a la Patagonia. Lo curioso es que son chicos y chicas valientes, esforzados, simpáticos y que soportan sus adversidades con bastante buen talante y hasta con humor. ¡Qué buena representación de nuestra juventud si, además de eso, morigeraran un poco sus expresiones verbales! A poco que se esforzasen, ¡qué bien quedarían! ¿No habrá nadie qué se lo diga al presentador, al menos para futuros programas?# Jordi Benarroch, desde Sarriá (Barna), nos dice:El señor Laporta, presidente del Club de Fútbol Barcelona ha descubierto una fórmula magistral: conseguir que su club se clasifique ineluctablemente para la Supercopa de Europa todos los años. Dado que Cataluña (o Catalonia) es un país petit situado entre Francia y España, renunciará anualmente a jugar las ligas de ambas naciones. Tendrá que enfrentarse con La Gimnástica de Tarragona, el Terrassa, el Espluges, el Hospitalet y equipos muy respetables, pero de inferior categoría. De tal forma, el Barça saldrá campeón todos los años y podrá competir con las escuadras de los países grandes. ¡Qué seny, qué astucia, qué enteniment el de este hombre que sólo se baja los pantalones en los aeropuertos: un senyor. El inconveniente es que el tifoso blaugrana no podrá arrojar cabezuelas de cerdo cuando aparezca el milenario enemigo blanco… Pero todo no se puede.