sábado, 10 de mayo de 2008

NUESTRO POEMA INÉDITO (II)

Feb 9
Costa de los sueñosYa no tengo ojos, y sin embargola luz aún tiembla en el frío mar.Tras el velo de mis ojos surges tú:escucho el graznido de las avesque no veo, el estruendo del aguacontra las peñas, ídolos sin poder.Te amaba, costa de los sueños,porque entre tu frío colorla vi alborozada y allí la luzaún temblaba en su cuerpo;Y allí pisó la arena donde,con el agua, se filtraron mis sueños.Vivo en un peñasco contra el viento.Vago por latitudes donde ella no estuvo.Álvaro Díaz Huici: Introducción al Norte (KRK, Oviedo).