sábado, 6 de diciembre de 2008

Los Aforismos de Ramón Eder

  •    Hay personas tan pedantes que cuando se callan se callan en latín.
  •  Sobre todo, no ser pomposo.
  •  El destino, cuando quiere ser verdaderamente cruel, primero premia.
  • Los puritanos quieren que estemos tan tristes como ellos.
  • Uno de esos promontorios de las costa del Mediterráneo que están pidiendo a gritos un templo griego y en los que se construye un hotelito cursi
  • El otoño es erótico porque la mujer se tapa.
  • Los hombres apagados sueñan con mujeres explosivas.
  • A la mejor amistad hay que ponerle de vez en cuando una tirita.