sábado, 6 de diciembre de 2008

Alma Cervantes :"Cuando sangra el corazón";"Con sangre del olvido"; "Un amor inconcluso"


CUANDO SANGRA EL CORAZON

¿Cuantas horas de soledad han escalado a mi lado?
Si pudiera plasmarlas en el alma
y arrancarlas una a una de mi cuerpo
y con ellas escribir
la historia de mi vida.

Y después
al paso de los años
hablarían mis manos
ellas que han tocado
cada fibra de tu cuerpo
éstas que en pinceladas de besos
han dibujado cada noche a tu mirada.

Voy a volar y mi vuelo
Convertirá a mis lagrimas en olvido
Voy en ese cielo al reencuentro
De aquellas imágenes extraviadas de amarguras
-Y ya no quiero quererte-

Porque de ti
solo dolor he recibido
injusto es este amor
que al corazón ha hecho sangrar
por tantos desengaños.

Si tan solo pudiera...
-Detendría el tiempo-

Volvería a ser niña
y mis juguetes viejos
como un tesoro inmaculado
(guardaría)
para que callaran mis ojos
de aquellas lagrimas
ante el desamor
- inmerecidas-

Alma Cervantes

 

CON SANGRE DEL OLVIDO


Eterna ilusion de mis verdades
en lágrimas que no pudieron deslizarse
de mis ojos
(porque ellos se secaron)
cuando calló la voz de aquel poeta
tal vez sin desearlo.

Silenciaron los versos
¿Y me preguntas porque lloro?
¿Porque mi poema habla de ausencia?
Es porque una noche sin esperarlo...
sangró mi corazón por el olvido.

 

 

UN AMOR INCONCLUSO


En el silencio inexprorable que la noche encierra
sentí estremecerse el misterio que el poeta guarda,
observé entonces que largo es el camino
y cuantas horas de nostalgia lo acompañan.

Permití que las hojas del calendario deslizaran
los recuerdos tan tristes y vacíos
que habían logrado aquel empeño solitario
desgajar las soledades de mi alma.

Comprendí que a pesar de las ausencias
y de las lágrimas que mi pluma derramara
si aquél tiempo, que en su tiempo lastimara
no bastó ni al olvido, que te odiara.

Y doce meses habitaron en silencio
y mil poemas se escribieron en secretos
y el poeta unido al cielo, de su musa
de esperanza convertía a la tristeza.

Si la trenza del destino con sus hilos
uniera un día a tu vida con la mía
este año que termina inevitable
con tu amor sanaría a mis heridas.

Se que nunca tuve nada
-y un día te tuve-
y si con este amor, a otro amor ofendo
no hay culpables.

Ya el relój anuncia el fin de año
y en el horizonte las huellas del poeta,
poco a poco se alejan
sin respuesta.


Alma Cervantes

1 comentario:

Almathea dijo...

Alma Cervantes:

Escribes con el corazon en mano. Siempre un placer leerte.

Siempre,

Almathea