domingo, 29 de junio de 2008

Visto, Oído, Leído

  • Imanol Larzábal era amigo nuestro. Tenía la voz más profunda, entrañada y emocionante que ha dado el País Vasco en los últimos tiempos. Vivió en Las Vascongadas; luchó y sufrió en Euskadi. Nos alegraba el final de los almuerzos con una guitarra prodigiosa, cantándonos temas vascos o clásicos castellanos. Llevaba siempre zapatos puntiagudos, de boss, de cantautor. En su última época cantaba con Moustaki y con Paco Ibáñez, en giras.
  • Me gustaba tanto su manera de hacer, que, siendo yo bastante mayor que él, le pedí que, a mi muerte, se presentara en la inhumación con su guitarra y su corpachón a cantarme, por última vez, Let it be… La providencia dispuso que yo le sobreviviera, y hete aquí que Imanol no pudo darme ese gustazo prometido. Me queda el consuelo y la certidumbre de que, cuando todo el cortejo se vaya camino abajo, pisando mis amadas piedras de fuego (tximistarris), bajará un mirlo hasta la losa para cantarme. Él sabrá lo que me va a decir.
  • Pasó la noche del San Juan. Pasaron la luna y las fogatas. Tronó durante toda la madrugada, y los niños, casi churruscados por saltar sobre las ascuas enrojecidas, habrán agradecido esas gotas gordas como las antiguas monedas de veinticinco pesetas. Hoy todos somos más puros, nos vemos más limpios. Desde este blog, pedimos perdón a todos aquellos a quienes hayamos podido molestar. (Se sabe que en el hombre hay mala levadura; lo dijo el de Asís.) Prometo -prometemos los de Q.P,- ser mejores hasta el solsticio que viene.
  • Nuestra amiga Carmen nos ha hecho un regalo exquisito. Se trata del catálogo de la pintora palentina Aurora Bengoechea Carriedo (1943-1991). De muy niña, la familia de Aurora se trasladó a Martutene y después a Pasajes de San Pedro. La joven cursó estudios en San Sebastián, donde se acomodaron definitivamente los Bengoechea, por lo cual podemos considerar a la pintora una artista guipuzcoana. Los textos del catálogo corren a cargo de Maya Aguiriano y de Aurora Bengoechea, y la coordinación es de Carmen Monreal. Edita la Diputación Foral de Guipúzcoa, asesorada por su dirección general de cultura. Los textos pueden leerse en castellano, inglés y euskera; la tirada es de 800 ejemplares. El catálogo nos parece magnífico y da fe de una pintora excepcional… Gracias, Carmen.
  • La máquina teutona consiguió someter al esforzado equipo de Turquía. Lo sentimos por los miles de turcos que, en Alemania, tendrán que sufrir las chufas de sus jefes.
  • Al fin, y bajo un diluvio, vencimos a la Santa Rusia, y las plazas y bares españoles fueron un clamor. Ahora nos quedan los boches, que no son precisamente pan comido.
  • La Santa Rusia no pudo con nosotros. Y esta vez -ojo, andaluces- el color amarillo -gafe acreditado- no tuvo nada que ver. Si bien, el sabio de Hortaleza, cuando jugaba a la ruleta en los casinos, siempre apostaba al rojo o al negro, pero nunca al amarillo.
  • Un destacado político español del P.P. hablaba ayer, en la radio, de “grupos de desdoble”. El vocablo en cursiva no lo encuentro en ningún diccionario, aunque nunca se sabe con certeza lo que disponen los progres de la Academia. ¿No será “desdoblamiento”?

1 comentario:

DONOSTIÁGORA dijo...

Parece tener razón Q.P. en lo que a la palabra "DESDOBLE", se refiere, ya que esta palabra no aparece en el Diccionario de la Real Academia, y si por el contrario "DESDOBLAMIENTO", con la siguiente definición:
desdoblamiento.
1. m. Acción y efecto de desdoblar.
2. m. Fraccionamiento natural o artificial de un compuesto en sus componentes o elementos.
3. m. explanación (‖ explicación de un texto).