domingo, 29 de junio de 2008

El poema de hoy:



Tema del ahogado en Asilah

Que fumaba mucho hachís

aunque era un buen creyente

-cuando abrieron la puerta, le encontraron flotando-.

Que fumaba mucho hachís

y todos le querían

-en el blanco zaguán, bajo la luna

mezclaba el té y la menta a la manera árabe-.

Que fumaba mucho hachís

pero iba cada viernes a escuchar la plegaria

cumplía las abluciones y el ayuno coránico

-nunca quiso casarse

con aquella muchacha bereber de ojos negros

que eligieron sus padres-.

Que fumaba mucho hachís

dijo algún periodista, pero era un hombre honrado

sabe,

quizás por eso dejó correr el agua

-más allá de la puerta, la bañera era un barco-.

Pedro Molina Temboury: El Mago