viernes, 27 de junio de 2008

COPLA Y TOROS

Cada uno de los protagonistas asume formas románticas, representa un papel, expresando un mensaje distinto:
El Torero: valiente, viril, arriesga su vida y desata pasiones entre las féminas. Expira en el albero, en la muerte noble y valerosa de su profesión.
La mujer: sumisa, callada, enamoradísima y resignada acepta estoicamente el destino que puede cambiar en cualquier corrida. Ella va a cantar su último
aliento.
El toro: es el enemigo del maestro. Es el estoque del destino, en sus cuernos está que ese amor triunfe o no.


Que le pongan un crespón a la Mezquita
A la Torre y sus campanas, a la reja y a la cruz,
Y que vistan negro luto las mocitas
Por la muerte de un torero caballero y andaluz
De negro todos los cantes
Y las mujeres flamencas con negras batas de cola,
De luto los maestrantes
Y la moda deslumbrante de la guitarra española
(Capote de Grana y Oro)