domingo, 17 de agosto de 2008

Fábulas Literarias : Iriarte : El lobo y el pastor


El lobo y el pastor
de Tomás de Iriarte

Cierto lobo, hablando con cierto pastor,
Amigo, (le dixo) yo no sé por qué
me has mirado siempre con odio y horror.
Tiénesme por malo; no lo soi a fe.

¡Mi piel en hibierno qué abrigo no da!
Achaques humanos cura más de mil:
y otra cosa tiene, que seguro está
que la piquen pulgas ni otro insecto vil.

Mis uñas no trueco por las del texón,
que contra el mal de ojo tienen gran virtud.
Mis dientes ya sabes quán útiles son,
y a quántos con mi unto he dado salud.

El pastor responde: Perverso animal,
Maldígate el cielo, maldígate, amén!
Después que estás harto de hacer tanto mal,
¿qué importa que puedas hacer algún bien?

Al diablo los doi
tantos libros lobos como corren hoi.

Moraleja: El libro que de suyo es malo, no dejará de serlo porque tenga tal o cual cosa buena.