domingo, 9 de noviembre de 2008

Un poema de Borges

Version:1.0 StartHTML:0000000168 EndHTML:0000003098 StartFragment:0000000487 EndFragment:0000003081


¿Dónde estará la rosa que en tu mano

prodiga, sin saberlo, íntimos dones?

No en el color, porque la flor es ciega,

ni en la dulce fragancia inagotable,

ni en el peso de un pétalo. Esas cosas

son unos pocos y perdidos ecos.

La rosa verdadera está muy lejos.

Puede ser un pilar o una batalla

o un firmamento de ángeles o un mundo

infinito, secreto y necesario,

o el júbilo de un dios que no veremos

o un planeta de plata en otro cielo

o un terrible arquetipo que no tiene

la forma de la rosa.