domingo, 9 de noviembre de 2008

El poema de hoy : "Como empezó a jugar el agua" (Ted Hughes)


Cómo empezó a jugar el agua

Agua quería vivir

fue al sol y volvió llorando

Agua quería vivir

fue a los árboles la quemaron volvió llorando

la pudrieron volvió llorando

Agua quería vivir

fue a las flores la pisaron volvió llorando

Quería vivir

fue al vientre encontró sangre

volvió llorando

fue al vientre encontró cuchillo

volvió llorando

fue al vientre encontró gusano y podredumbre

volvió llorando quería morir


Fue al tiempo fue por la puerta de piedra

volvió llorando

fue por todo el espacio buscando nada

volvió llorando quería morir


Hasta que no le quedó llanto


Yacía en el fondo de todas las cosas


completamente agotada completamente claro

todo


Ted Hughes ( 1930 )


Nace en Yorkshire, Inglaterra. Se casa con la poeta norteamericana Sylvia Plath, en 1956. Se traslada a Norteamérica durante dos años.

Escribe libros para niños y trabaja, en series radiofónicas, con programas igualmente infantiles. También, para este público, obras de teatro (The coming of the Kings).

En marzo del 68, en el Teatro Nacional, de Londres, se estrena su adaptación del Edipo de Séneca.

Ha ganado premios importantes: el Hawthorn, el Somerset Maugham y algunos otros.

Su mujer, Sylvia Plath, excelente escritora, se quitó la vida en 1963.

Entre las obras de Hughes: Lupercal; Wodwo; The hawk in the rain; Crow; Two eskimo songs.

Este poeta fue el gran cantor del mundo animal. Lo hizo con una violencia y una ternura inusitadas. Sus principales influencias fueron John Donne, Dylan Thomas, D.H.Lawrence, Blake y Yeats,

Dejó dicho: “La poesía no instiga los movimientos de la vida en general (la violencia), se limita a registrarlos… El sueño violento de nuestra democracia psicótica, ante sus televisores, el país entero viendo a diario torturas y asesinatos, su sueño en celuloide ante sus ojos. Pero cuando eso mismo es plasmado en arte moralmente responsable… los críticos saltan y lo convierten en pruebas de un estudio sociológico, lo que, en el fondo, es realmente”.