martes, 18 de noviembre de 2008

El poema de hoy : Alfonso Canales

Llegan

alarmantes noticias. Arrasaron

el huerto de Mecenas; dos pretorianos fueron

muertos en la Suburra; en la marca de Tréveris

mancillaron un lábaro; los cántabros hostigan

beligerantes. Nada

pasará. Son fantasmas que intentan inquietarlos,

como si ellos no fueran una casta gloriosa,

inasequible al desaliento. Y oran

a su desalentados

dioses, y se confortan con ungüentos

de memorias felices.: Mucio Scaevola, Publio

Cornelio, Octavio, Tito:

toda la larga serie de los héroes repletos

de poder, no borrados

triunfos donde el laurel se prodigaba

y la lluvia de pétalos de rosa.

Grande es la patria, y ellos

los que la hicieron, los que derribaron

vallados que acotaban modos de ser prescritos,

setos tribales, muros

incluso, protectores de gentes desprovistas

de afán dominador. Suya es la patria

hecha a su gran medida, y son los padres

que la defenderán. No, no hay galernas,

sino barcos que pueden; no hay riadas,

sino diques que saben

contener. Llegan nuevas

adversas. Son el rayo y pedrisco,

la marejada, el viento

desatado, la peste,

el hambre; fuerzas todas

sin alma ni razón. El oficiante

entona el Carmen secular. Transidos,

proclaman que jamás se verá nunca

algo mayor que Roma.

Alfonso Canales (Málaga, 1923)


Alfonso Canales es un poeta contemporáneo realmente notorio y miembro correspondiente, por Andalucía, de la Real Academia Española. En su poética hay una marcada preocupación metafísica, existencial y religiosa, enmarcada en una rigurosa tradición cultural.

Señalemos su lírica: Sobre las horas (1950), El candado (1956), Cuenta y razón (1962), Aminadab (1965), Port-Royal (1968), Gran fuga (1970), Reales sitios (1970), Réquiem andaluz (1972), El año sabático (1976), El canto de la tierra (1977), El Puerto (1979).

Recibió en el año 1965 el Nacional de Literatura y, en 1973, el Premio de la Crítica.