domingo, 9 de noviembre de 2008

Fábulas Literarias : "El manguito, el abanico y el quitasol"

Fábulas literarias
El manguito, el abanico y el quitasol

de Tomás de Iriarte




[editar]FÁBULA XIV

Si querer entender de todo
Es ridícula presuncion,
Servir sólo para una cosa
Suele ser falta no menor.

Sobre una mesa cierto día
Dando estaba conversacion
A un Abanico y á un Manguito
Un Para-aguas ó Quitá-sol;
Y en la lengua que en otro tiempo
Con la Olla el Caldero habló, [1]

A sus dos compañeros dixo:
¡O qué buenas alhajas sois!

Tu, Manguito, en hibierno sirves;
En verano vas á un rincon:
Tu, Abanico, eres mueble inútil
Quando el frió sigue al calor.
No sabéis salir de un oficio.
Aprended de mí, pese á vos;
Que en el hibierno soi Para-aguas,
Y en el verano Quita-sol.


  1.  Alude á la Fábula que escribe Esopo del Caldero y la Olla, disculpándose con este exemplo la impropiedad en que parece se incurre haciendo hablar no sólo á los Animales, sino aun á las cosas inanimadas, como son el Manguito, el Abanico y el Quita-sol.