lunes, 28 de julio de 2008

COPLA Y TOROS

En Madrina simplemente ella sufre su enamoramiento a solas, loca de amor pero no se lo confiesa, es un amor callado, ella le ayuda a triunfar pero
el triunfo de él no se convierte en amor para ella.


Mi pena es de dolorosa más nadie me la adivina
No sabes de mi amargura, pues tu locura solo es el toro
Y a solas me bebo el llanto, de tanto y tanto como te adoro.
(La Madrina)