lunes, 28 de julio de 2008

Visto, Oído, Leído

Teherán ha celebrado “El Día del Ejército” con un desfile en el que se ha mostrado su último “Shahab-3”, misil de medio alcance. A instrumentos bélicos de tal calibre suele llamárseles también “ingenios militares”.
Entre las acepciones que la RAE recoge de la palabra “ingenio”, la séptima es “máquina o artificio de guerra para matar y defenderse; una definición, ya de por sí, nada poética. Lo que trató de suavizar, literariamente hablando, quien lo bautizó con ese nombre. En lenguaje farsi (persa), “shahab” quiere decir “meteorito”, pero, también, “estrella fugaz”. O sea, una bella expresión “ingeniosamente lírica”.
Sobra recordar que en Irán no se celebra “El Día de la Mujer”. Pero en el corazón de muchas de ellas palpita la esperanza de un futuro más digno para las iraníes. Y hay, entre otras, una novela muy interesante que desarrolla este tema y cuya lectura recomienda Q.P. Su título es “Leer Lolita en Teherán”.
Su autora, Azar Nafisi, nacida en Teherán, lo abandonó con 13 años para seguir estudiando en Europa y E.E.U.U. Volvió en 1978 como profesora de la Universidad Libre Islámica, con ideas liberales a pesar de la fuerte represión política. La novela recoge sus experiencias prácticas con cuatro de sus alumnas, que reunía en su casa un día a la semana, para hablar de Nabokob, Henry James, Scott Fitzgerald, Jane Austen (escritores que escribieron en libertad) y, a la par, de las vivencias de todas ellas en la realidad del país.

Aprovechando que “el Pisuerga pasa por Valladolid” o sea, que el nieto de Hemingway (escritor como él) está de visita en los sanfermines de Pamplona, también sería bueno leer alguna obra de aquél. Por ejemplo, “Al otro lado del río y entre los árboles”, una de sus últimas novelas. Publicada en 1950, Editorial Planeta la incluyó en 1970 dentro de la colección “Grandes novelas de amor de la Literatura Universal” (entre las que figuraban, “Ana Karenina”, “Marianela”, “El amante de lady Chatterley”…). Y que, no en vano, Erns se la dedicó “a Mary, con amor”… Su última esposa…

En el Diario vasco, sobre el Parque natural de Aizkorri, “La ruta del agua” o “Ruta del canal” se lee: (…) recorrido por molinos, presas, canales y surgencias. Palabra esta que no figura en los Diccionarios de la R.A.E., ni del María Moliner…
Y, por cierto, ayer, a la vez que nos enteramos de que las Cuevas vascas de la cornisa cantábrica (Ekain, Altxerri y Santimamiñe) eran declaradas “Patrimonio de la Humanidad”, supimos también que la figura escultórica que representa a Rómulo y Remo amamantados por una loba, cuya procedencia se situaba en el siglo V antes de Cristo, ha sido rectificada su antigüedad: las pruebas de carbono-14 testifican que su bronce pertenece a la Edad Media. Es decir, como si dijéramos a anteayer…