sábado, 11 de octubre de 2008

Libros recomendados

Arte

John Willet: El rompecabezas expresionista (Ed. Guadarrama., Madrid).


Novela

Yasunari Kawabata: Lo bello y lo triste (Salvat Editores, S.A, Barna.)

El Autor :

Yasunari Kawabata (川端 康成 Kawabata Yasunari?, 11 de junio de 1899 - 16 de abril de 1972), escritor-novelista, fue el primer japonés en ganar el premio Nobel de Literatura en 1968. Nació en Osaka. En 1920 ingresa a la Universidad de Tokio en la carrera de Literatura en Lengua Inglesa, y un año después cambia a la de Literatura del Japón. Mientras cursaba la universidad se publica el sexto "Shinjichō" (新思潮? literalmente, la nueva tendencia del pensamiento) donde publica algunos de sus trabajos, con lo que se abre el camino al mundo literario.

En 1924 termina la universidad, y aparece el primer número de "Bungei-jidai" (文芸時代, Época del Arte Literario), una revista de un grupo de intelectuales al que pertenecía. Esta publicación reunía a nuevos y prometedores literatos que al escribir utilizaban un estilo (el "Shinkankaku-ha" 新感覚派, la nueva escuela de las sensaciones) donde la composición constaba en la aprehensión sensitiva de la realidad a la manera de los intelectuales.

Gana el Nobel de literatura en 1968, y da el discurso de nombre "Del hermoso Japón, su yo" (美しい日本の私 Utsukushii Nihon no watashi?). Se suicida inhalando gas tres años después.

Maestro del también gran escritor Yukio Mishima. Sus libros más conocidos en Occidente son El país de la nieve (雪国 Yukiguni?), La casa de las bellas durmientes y El maestro de Go. (Leer +)

La obra : "Lo bello y lo triste"

La historia tiene lugar durante el siglo XX teniendo como localizaciones la ciudad de Kioto y el pueblo de Kamakura. Es contada por un narrador omnisciente tomando como referente la figura de Oki Toshio (protagonista) y por medio de él se centra a través de la memoria en el personaje de Ueno Otoko. Después, a través de Otoko, se describe el personaje de Keiko que es quien narra el desenlace de la historia. En esta obra se nota la madurez de Kawabata después de haber escrito las que son consideradas sus obras maestras. En ella se aprecia el gran deseo del autor por documentar las costumbres del Japón y enfatiza en el arte de la pintura. La historia está escrita en nueve capítulos.